laplazaZacatecas. Se abrirá al público el día 15 del próximo mes, informó el mandatario Miguel Alonso tras supervisar el avance

Afirman que la obra se encuentra ya en etapa terminal

 

Luego de realizar una visita de supervisión, el gobernador Miguel Alonso Reyes informó que Plaza de Armas quedará lista antes del 8 de septiembre, aunque se abrirá a todo el público en la ceremonia del Grito de Independencia.

Aseguró que la inauguración de la obra, cuyo costo es de 21 millones de pesos,  se realizará antes del 8 de septiembre, fecha en la que probablemente también se inaugure la Alameda.

Explicó que la obra se encuentra en la etapa final, que consiste en la colocación de algunas lozas de cantera, adoquines y emboquillado, para luego dar inicio a las tareas de limpieza.

Alonso Reyes aseguró que se estará trabajando con mucho esfuerzo y de manera intensa para que la obra quede lista en tiempo y forma, como fue ofrecido a la ciudadanía en su momento, a fin de cumplirle a los zacatecanos.

Durante el recorrido el mandatario estuvo acompañado por el secretario de Infraestructura, Francisco Ibargüengoytia Borrego, junto a quien comprobó que la plaza se encuentra en la etapa terminal, dentro del tiempo acordado.

Los trabajos de remodelación comenzaron el 3 de mayo pasado y también fueron suspendidos casi inmediatamente, el día 18 posterior, por intervención de la Junta de Protección y Conservación de Monumentos y Zonas Típicas del estado y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) al no haberse cumplido los requisitos para la intervención.

La polémica obra suscitó también manifestaciones de grupos de activistas que no justificaron el gasto considerable en la obra, incluso coincidente con la visión de ICOMOS, organismo autorizado en monumentos y sitios de interés histórico.

El propósito fue elevar el nivel y obviar la escalinata que rodea la plaza,  hasta que coincida con el con nueva vegetación y fuente de piso.

Según las autoridades obedece incluso a recomendaciones de Protección Civil con refuerzo de las razones históricas, ya que de 1780 aproximadamente a 1960, no había escalinata.

En su momento el titular de la Secretaría de Infraestructura informó de la instalación de servicios sanitarios e iluminación propia.

 También se buscará conservar el trazo estilo barroco pero con diseño modernita. Habrá dos fuentes de chorro en los extremos y una más de vapor al centro, que evocará el kiosco, jardineras,  bancas, mobiliario urbano y sonido ambiental. 

e-max.it: your social media marketing partner