investigadoraZacatecas, Zac. Impartió conferencia magistral la investigadora de la UAEM América Luna, quien destacó la influencia cultural y en la propia familia

Para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres -8 de marzo- los programas de la Licenciatura de Historia y la Maestría en Educación y Desarrollo Profesional Docente, así como el cuerpo académico CA-UAZ 184 “Estudios sobre educación, sociedad, cultura y comunicación”, llevaron a cabo la conferencia magistral “Mujer contra mujer” impartida por la docente investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México, América Luna Martínez. 

Al dar la bienvenida, el secretario general de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Ángel Román Gutiérrez destacó la importancia de estas actividades académicas, sobre todo porque permiten trabajar para tener un espacio seguro para el bienestar de la comunidad universitaria.

Al presentar la conferencia magistral “Mujer contra mujer”, la investigadora de la Unidad Académica de Docencia Superior (UADS), Norma Gutiérrez Hernández, comentó con que se tuvo el propósito de explicar la misoginia que se ha vivido a lo largo de la historia, de mujer a mujer, a través de la cultura que se ha mostrado por ejemplo, en las historias de la industria Disney o de la mitología griega; ejemplos-dijo-, que muestran la evolución que se ha dado en los estereotipos que nos dicen que las mujeres son indefensas y que necesitan ser rescatadas por valientes y guapos príncipes de los malos tratos que mujeres poderosas y abusivas les dan.

En la introducción de su exposición, la especialista América Luna resaltó que marzo es un mes dedicado a la reflexión acerca de la condición de las mujeres (y la infancia), además de que es un período en el que se cuestiona y exige la prevención y sanción a la violencia machista feminicida, en este punto, puede parecer atrevido, detenerse en las agresiones que se dan entre mujeres, y en particular, en el maltrato de las mujeres contras las niñas y los niños.

“Y peor aún, las féminas ejercen violencia directa contra otras mujeres y niñas a través de los golpes, castigos, aislamiento o las entregan a hombres para que ellos las maltraten, violen y maten, como el trágico caso mediático de la niña Fátima que a principios del año 2020 estremeció a la opinión pública mexicana”, expresó la investigadora.

Otro aspecto que recalcó Luna Martínez fue que desde el seno familiar se da una clara división en el trato entre los hijos y las hijas, dando una búsqueda de una explicación al odio, la competencia y la violencia desatada entre nosotras. Muy frecuentemente introyectado de madres e hijas en la cotidiana vida familiar, reflejando la misoginia entre mujeres “como una manzana envenenada”, externó.  

Para finalizar su conferencia, la investigadora indicó en su exposición que la misoginia se ha inducido socialmente, volviendo la feminidad tóxica; es decir, que da base a que la violencia sea presentada de mujer contra mujer.

e-max.it: your social media marketing partner