Economía

El 92 por ciento de productores en México, son pequeños y medianos: Alvaro González

 

MEXICO, DF. Los productores de leche requerimos que el Gobierno Federal garantice la adquisición de 700 millones de litros del producto para los programas sociales de Liconsa a un precio de 7.50 pesos por litro para el próximo 2015, dijo el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.

En las últimas semanas, informó,  esta organización se ha reunido con la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, que preside Salvador Barajas del Toro, para que los legisladores cuenten con la información suficiente en defensa de los intereses de los productores lecheros en cuanto al establecimiento del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2015.

Consideramos fundamental que el presupuesto para el siguiente año sea acompañado por  una reforma que potencie la producción de pequeños y medianos productores en nuestro sector y la producción lechera alcance crecimientos superiores al 6%  anual. Esto, destacó, en función de que el 92% de los productores (alrededor de 140 mil en México) tenemos menos de 60 vacas por productor.

 Por estas razones, añadió el dirigente en entrevista, solicitamos a la Comisión de Ganadería del Congreso, su apoyo para proponer y aprobar recursos fiscales suficientes a la paraestatal  Liconsa, a fin de que se pague a pequeños y medianos productores un precio justo (7.50 pesos por litro).

Por otra parte, dentro del paquete de medidas para impulsar la producción y productividad en esta rama, propuso González Muñoz la regulación de manera estricta, de las importaciones de leche en polvo por parte de la industria y, en esta medida, “México deje de ser rehén de los mercados y precios internacionales”.

Esta sola medida, apuntó, permitiría incorporar a 5 mil productores de leche nacionales al padrón de proveedores del Gobierno Federal a través de Liconsa, frente a las expectativas de esta empresa de aumentar la distribución del alimento entre la población de escasos recursos económicos.

Además, dijo, se podrán generar más de 7 mil 500 empleos directos en cuanto a manejo y operación de los establos, además de una dinámica efectiva de parte de las empresas comercializadoras de alimentos balanceados, comercialización de equipos modernos de ordeño, de sanidad y demás esquemas de administración de los establos.

Señaló que es necesario que se respete el derecho de los mexicanos a consumir productos sanos y auténticos. Esto, en referencia a la importación de derivados lácteos que no reúnen las condiciones de sanidad y calidad, lo que, además de poner en riesgo la salud de los consumidores, constituye una competencia desleal de parte de dependencias federales que permiten el comercio de supuestos derivados lácteos adulterados.

Consideramos que una parte importante de la estabilidad en nuestro sector, depende de una mayor atención y decisiones correctas de las autoridades; sobre todo voluntad política de instituciones federales, que son apremiantes  ante la histórica oportunidad de reactivar la producción lechera nacional y que los productores no integrados, resuelvan problemas añejos en cuanto a que se reconozca la importancia de alimentar mejor a la población nacional.

Por último,  apuntó que los productores del país han iniciado una campaña de alerta y concientización de la sociedad para que se reconozca la calidad, sanidad y precios de los productos nacionales y que la industria y el comercio no comercialicen simulaciones de leche y sus derivados.

 

e-max.it: your social media marketing partner