Internacional
powered by social2s

aborto alabamaEstados Unidos de Norteamérica. Firman restrictiva ley que criminaliza la interrupción del embarazo aún por violación

Cimacnoticias |

Hace dos días, en Alabama, Estados Unidos, fueron las manos de una mujer las que firmaron la ley más restrictiva de aborto en los Estados Unidos. La gobernadora republicana, Kay Ivey, se mostró muy contenta que la ley pasó las dos cámaras del congreso local con amplia mayoría. “Esta legislación es un poderoso testimonio de la creencia profunda de nosotros en Alabama de que cada vida es preciosa y que cada vida es un regalo sagrado de Dios”, dijo.

La ley prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier etapa de la gestación -incluso en los casos de incesto o violación- y criminaliza con hasta 99 años de prisión al personal médico que lo practique. Sólo permite excepciones "para evitar un riesgo grave de salud para la madre del feto”, y si el "feto tiene una anomalía letal”.

Alabama sólo es el último de varios estados que pasaron una legislación en contra del derecho a decidir en las últimas semanas. Apenas hace 10 días, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, firmó una ley que prohibe el aborto si puede detectarse el latido del corazón del feto, una ley controvertida ya que generalmente, el latido se puede detectar a partir de la sexta o séptima semana del embarazo, cuando la mujer muchas veces ni siquiera sabe si está embarazada.

Antes, las mujeres de Georgia podían acceder a una interrupción legal de embarazo hasta la semana 20 de gestación.

Mississippi y Ohio, pasaron proyectos de leyes “latido de corazón” en marzo y abril, después de otros cuatro estados más. De acuerdo con personas expertas jurídicas y la misma gobernadora de Alabama, Kay Ivey, es muy improbable que estas leyes entren en vigor porque están en conflicto con la decisión Roe v. Wade de la Corte Suprema que legalizó el aborto en los 50 estados de Estados Unidos.

Pero una corriente de activistas anti aborto espera que estos desafíos legales sirvan como un vehículo para que la Corte Suprema anule finalmente el fallo que existe desde el año 1973. Y los chances nunca han sido mejores para que esto pueda pasar. Desde su llegada al poder, el presidente Donald Trump pudo nombrar dos jueces conservadores a la Corte más alta del país. Uno de ellos es Brett Kavanaugh, quien fue acusado de acoso sexual por parte de varias mujeres y quien es un opositor al derecho a decidir.

Defensoras de Derechos Humanos de las mujeres están alarmadas por el peligro que esto podría representar para la vida de miles de mujeres. Muchas protestaron el pasado martes en la noche, cuando el senado de Alabama votó con 25 votos a favor la ley. En redes sociales, destacaron que Alabama es uno de los estados que todavía aplica la pena de muerte, y que la pena máxima para un violador es de 10 años mientras que una niña que aborta enfrenta 99 años.

Demandaron al Estado ocuparse mejor de la niñez que vive, ya que Alabama ocupa el rango 49 de los 50 estados en educación.

e-max.it: your social media marketing partner