Nacional
powered by social2s

Camaea bajaAfectaría planificación familiar y anticoncepción; acciones para disminuir la mortalidad materna y del recién nacido; y para detectar, diagnosticar y tratar cánceres, opina especialista

Anayeli García Martínez

Las mujeres indígenas, de comunidades rurales y con menos recursos económicos serán las más afectadas si la Cámara de Diputados no corrige los recortes propuestos por el Gobierno federal en el gasto para la atención de la muerte materna, el cáncer en mujeres y la compra de anticonceptivos, entre otros temas.

El secretario técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México, David Meléndez Navarro, explicó en entrevista con Cimacnoticias que el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020, que debe ser aprobado por el Legislativo a más tardar este 15 de noviembre, no cumple con la intención gubernamental de mejorar el sistema de salud. 

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año, elaborado por el Gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, contempla un anexo específico para cerrar las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres. Allí se ubica el programa P020 de “Salud materna, sexual y reproductiva”, que podría tener un recorte histórico.

Este año el programa, cuyos montos se distribuyen al sector salud de todo el país, obtuvo 2 mil 315 millones 415 mil 461 pesos, pero para 2020 la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador propuso otorgarle mil 818 millones 029 mil 106 pesos, es decir, un recorte de 24 por ciento.

Aunque la intención de reducir el gasto para este programa, por medio del cual se atiende a las más pobres del país, no tiene ninguna justificación, en caso de concretarse, dijo el especialista, afectará a las mujeres indígenas y de zonas rurales. “Es un despropósito para el propio gobierno. No hay nadie que esté de acuerdo”.

El proyecto presupuestario incluso contradice los ideales del gobierno. Por ejemplo, una delegación mexicana se encuentra en Nairobi, en Kenia, participando en la cumbre de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, donde se acordaron compromisos para reducir la muerte materna y mejorar la salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Mientras que, en la Cámara de Diputados, se podrían aprobar recortes al programa P020 que significaría afectar los servicios de planificación familiar y anticoncepción; las acciones para disminuir la mortalidad materna y del recién nacido; y para detectar, diagnosticar y tratar los cánceres de mamá, cérvico uterino, de endometrio, de ovario y de pulmón.

“Vemos una falta de congruencia entre el discurso y las prioridades de gobierno. Un instrumento que evidencia las prioridades del gobierno es el presupuesto. Ahí, no se ha mostrado como prioridad la salud de las mujeres”, expuso David Meléndez Navarro.

Erradicar muerta materna, pero sin recursos

En materia de salud, una de las metas del gobierno mexicano es disminuir la mortalidad materna, algo que consigue si las instituciones logran identificar riesgos y daños en la salud perinatal y de la salud de las mujeres durante el embarazo, parto y puerperio. Además, este es un compromiso firmado ante Naciones Unidas como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que concluyeron en 2015 y que se transformaron en la Agenda 2030.

Sin embargo, desde septiembre cuando Hacienda entregó el paquete económico al Congreso de la Unión, las legisladoras de la Cámara de Diputados detectaron que en el tema de salud se proyectaban recortes. En análisis del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México y de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, indican que el programa enfocado en reducir la muerte materna tiene un recorte de 27 por ciento.

En el programa P020 de “Salud materna, sexual y reproductiva” se ubica la Acción 141 de “Disminuir la mortalidad materna y del recién nacido” que registra una disminución de 27 por ciento respecto del PEF 2019. Este año se destinaron 561 millones de pesos y para 2020 se planea otorgarle 407 millones de pesos.

Al respecto, David Meléndez recordó que México fue uno de los 69 países que no alcanzaron el objetivo de reducir la Mortalidad Materna, como parte de los ODM ya que se comprometió a reducir de 89 muertes por cada 100 mil nacidos vivos (Razón de Muerte Materna registrada en 1990) a 22 decesos para 2015, y solamente se redujo ese índice a 38.2 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos.

El experto dijo que si bien en México no hubo un crecimiento económico este año, por lo menos en el presupuesto se debieron proyectar los recursos mínimos aprobados para 2019. En este contexto dijo que no se entienden las razones de las reducciones ni cómo se pretende cumplir los compromisos en materia de salud, sobre todo cuando otorgar estos servicios en comunidades rurales es mucho más costoso.

Meléndez Navarro consideró que las mujeres no deberían pagar con sus vidas, las disminuciones presupuestales planteadas por el gobierno, por eso llamó a las y los legisladores a tomar en cuenta que en sus manos está el destino de millones de mujeres pobres.

e-max.it: your social media marketing partner
NAVIDAD 2019