tratamiento depresionLa institución brinda tratamiento farmacológico y psicológico contra el padecimiento que no respeta edad

En el marco del Día Mundial de la lucha contra la Depresión, la psiquiatra adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Zacatecas, Cristina Medina Graciano, explicó que la depresión es una enfermedad que se caracteriza por síntomas que influyen en el estado de ánimo (tristeza e irritabilidad), y otras conductas (pérdida de interés, aislamiento, alteraciones del sueño y, del apetito).

Agregó, que es probablemente una de las enfermedades o trastornos Psiquiátricos más conocidos, pero desafortunadamente no es de los más tratados.

La especialista subrayó que hablar abiertamente sobre el tema puede hacer la diferencia para que una persona pierda el miedo a buscar la ayuda de un profesional, pues algunos de ellos demoran hasta 10 años en buscar atención, por lo que es muy importante la difusión sobre el tema.

Respecto a los tratamientos para la depresión, Medina Graciano recomienda que debe llevarse a la par el tratamiento farmacológico y el psicológico porque son coadyuvantes, “no podemos solamente llevar uno, por lo que la terapia psicológica indicada y llevada por un psicólogo profesional, es la parte medular del tratamiento, mientras que los medicamentos hacen también una parte importante y el IMSS dispone de ellos en el primer nivel de atención”.

“Una persona que lleva un tratamiento, en cuatro semanas o algunas veces menos, puede recuperar su funcionalidad y su capacidad de integrarse a la familia y a la sociedad”, enfatizó la especialista.

Señaló que los cambios de conducta son el primer signo de alarma para identificar un trastorno mental: una persona que se aísla, no come, no duerme, expresa de forma directa o indirecta su negativismo, su pesimismo, incluso ideas de quitarse la vida, son datos de alerta.

Aunque la conducta suicida es un síntoma y una situación multifactorial, “influye si algún trastorno mental que no es privativo de la depresión, puede estar asociada al consumo de sustancias, a un trastorno psicótico, en general, hablamos de un trastorno mental asociado, pero también hay factores genéticos que pueden hacer la diferencia entre que una persona llegue a cometerlo o no”, subrayó la psiquiatra.

Añadió que la edad también es importante. “A veces pensamos que los niños o los adolescentes no saben que están haciendo o de lo que hablan, y no es así, los niños elaboran menos una idea suicida, y por el grado de impulsividad, tienen mayor probabilidad de que en un primer intento lleguen a concretarla”.

La especialista hizo un llamado a la población en general para que, al identificar este tipo de comportamientos en algún miembro de la familia, pidan apoyo. Acercarse a los servicios de salud en Primer Nivel de Atención del IMSS, con su médico familiar quien puede a identificar, tratar y derivar en caso necesario al paciente.

La depresión no respeta edad o género, “sí hay aparentemente una mayor prevalencia en mujeres y sobre la tercera década de la vida; sin embargo, se incrementa, pero puede pasarle a cualquier persona”, concluyó Medina Graciano.

e-max.it: your social media marketing partner