Opinión
powered by social2s

pres 2020Manuel Ibarra Santos 

Se presentó esta semana a la LXIII Legislatura local, la propuesta de presupuesto de egresos 2020 para Zacatecas, por casi 30 mil millones de pesos y con eso simultáneamente quedó superada la visión pesimista <cuasi catastrofista> que semanas previas se había prefigura por las voces de algunos “comentócratas” y políticos locales, sobre el horizonte financiero fatalista para la entidad. Al final se ha impuesto la lógica de una tendencia presupuestal razonable.

La iniciativa fue enviada a la legislatura en un escenario de polémica nacional, en relación al paquete económico federal, muy sesgado por las motivaciones de carácter ideológico, alentado por lo adversarios al gobierno de López Obrador, hecho que ha puesto en el centro del debate las bases del histórico acuerdo de coordinación fiscal Federación/Estados. Todo se ha ido, por lo demás, acomodando en el transcurrir de estos días.

En el caso Zacatecas, el secretario de Finanzas del gobierno del Estado, Jorge Miranda Castro y su equipo trabajaron con responsabilidad una propuesta de gasto público con orden, equilibrio y estabilidad fiscal, sin considerar endeudamientos ni nuevos impuestos, y que ha colocado en el centro de las prioridades, la atención a los grupos socialmente más vulnerables.

Pero quizá existe otra fortaleza que destacar: el gasto para el próximo año se realizará sin déficit en el sector educativo, lo cual implica ir liberando gradualmente a la administración pública estatal, de las presiones originadas por los pasivos económicos producto del pago de la nómina magisterial.

Con el diseño técnico del presupuesto para nuestro Estado, quedó eliminado de manera automática el contexto casi apocalíptico que se había dibujado para Zacatecas. Los presagios y augurios se incumplieron. La premisa implicará hacer más con menos.

El anuncio del programa de gasto público, igualmente, tiene otro factor de racionalidad técnica que se debe enfatizar: se presentó sin visiones maniqueas, alejado de posiciones ideológicas radicales de confrontación y sin descalificaciones en contra del gobierno de la República. Prevaleció, pues, la prudencia.

Ese es un punto de partida positivo para llevar la fiesta en paz con la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador y más aún cuando Zacatecas depende de los recursos de la federación, en más del 95 por ciento.

El gran reto que tenemos, ahora, presupuestalmente en Zacatecas para el 2020, está en estimular la inversión productiva para el desarrollo que dinamice la economía de la entidad.

Tal vez este sea un de los capítulos débiles que se tendrán que fortalecer, así como buscar la ejecución de proyectos de infraestructura de gran calado que nos ponga en la senda del progreso nacional, para superar el aislacionismo en el que se ubica Zacatecas.

LAS PARTICIPACIONES Y EL GASTO PÚBLICO:

¿Cómo nos trata la Federación? Del total de recursos por concepto de participaciones distribuidas por el gobierno de la República, el 1. 3% llegan a Zacatecas. En aportaciones federalizadas, el 1.6 por ciento se inyectan a nuestro Estado.

En el país, más del 60 por ciento de los recursos federales se concentran en no más de ocho entidades, entre las que destacan la CDMX, Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Veracruz, Guanajuato y Coahuila. Se necesita gestionar un trato federalista más justo para Zacatecas.

Ahora bien, el gasto para el 2020 en Zacatecas será en números redondos de 30 mil millones de pesos, lo cual significa que el presupuesto per cápita en la entidad es ligeramente mayor a los $18 mil por habitantes, un 50 por ciento menor al registrado al promedio nacional, que es de 40 mil pesos por cada mexicano.

El comportamiento del gasto público en Zacatecas lo podemos observar a partir del ejercicio del presupuesto de egresos del Estado, en los últimos años: en el 2017 fue por el orden de los 35 mil millones de pesos; 2018, ascendió a 30 mil 400 millones de pesos; en el año en curso (2019) es de 29 mil 800 millones de pesos; y finalmente para el 2020 se ha propuesto la cantidad de 29 mil 905 millones de pesos.

El presupuesto de egresos de Zacatecas del 2017 tuvo un comportamiento realmente atípico, porque de su monto global, se destinaron 7 mil 341 millones para el refinanciamiento de la deuda pública.

EL FRENTE OPOSITOR Y EL PRESUPUESTO:

En el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020, en Zacatecas se formó (como experiencia inédita) un frente político plural, en demanda de un mejor presupuesto para nuestro Estado. Es esta una buena iniciativa que, incuestionablemente, debe trascender la coyuntura de la “grilla” y la defensa de los privilegios.

A la oposición le faltó fuerza y racionalidad argumentativa para colocar como una prioridad en el debate, temas como el relacionado a la construcción de un nuevo federalismo fiscal y la implementación de una renovada fórmula de distribución de los recursos públicos. Hubo inconsistencia en la propuesta y ausencia de autoridad moral de los opositores.

e-max.it: your social media marketing partner
NAVIDAD 2019