Opinión

Jorge Miranda Castro nnnnManuel Ibarra Santos

            En el escenario de reacomodos políticos que se viven hoy en día de cara a las elecciones del mes de junio próximo, destaca el anuncio realizado por Jorge Miranda Castro, para separarse próximamente del puesto que ocupa en la actualidad como secretario de Finanzas del gobierno del Estado, luego de aceptar, <por lo que se entiende>, la invitación para participar como contendiente a un puesto de representación popular en los comicios del presente año.

            Es relevante la noticia por una razón fundamental: Jorge Miranda Castro se ha constituido desde la secretaría de Finanzas, en el pivote de la gobernabilidad y estabilidad de la administración de Alejandro Tello, a quien, hay que decirlo con absoluta certeza, le ha servido con lealtad y eficiencia, en estos tiempos difíciles, en donde se han enfrentado, en estos años, verdaderas y complicadas tormentas económicas.

            Jorge Miranda cuenta con un perfil profesional sólido de servidor público y una trayectoria de político sensible y eficiente. Su desempeño laboral, así, lo respalda.

            El primer gran reto que encaró al inicio del presente gobierno del Estado, fue procesar con atingencia los altos y groseros niveles de endeudamiento público que se heredaron de la anterior administración, para impedir que esta se tradujera en tormentoso contexto de parálisis de la economía en Zacatecas. Y ahí estuvo la contribución, siempre, de Jorge Miranda, para buscar salidas frente al oscuro túnel. Con brújula en mano, logró avanzar, no sin enfrentar fuertes problemas.

            A pesar de desplazarse en veredas de insondables caminos, el secretario de Finanzas, en estos años, ha sabido comunicarse y tratar con sensibilidad, pero también con audacia e inteligencia, con los representantes de todas las fuerzas políticas en Zacatecas, por igual de izquierda, derecha o centro.  Esa es una fortaleza adicional que le ha ayudado en el desempeño de su trabajo, así como para servirle de la mejor forma posible a su jefe.

            Jorge Miranda Castro llega, sin duda, así, a esta coyuntura electoral, como el funcionario más empoderado positivamente de la administración pública estatal centralizada, no solo por el manejo escrupuloso de los asuntos de su competencia, sino por el diálogo y comunicación que mantiene con todas las fuerzas políticas en el Estado. Es un personaje que sabe usar en el trato guante de seda, pero que no desconoce la utilización de la firmeza de decisiones, cuando la circunstancia lo amerita.

            Por eso, no es de extrañar el interés que distintos institutos políticos pusieron en él para convencerlo, a fin de que los representara en la contienda electoral de este año, como su candidato. En cualquiera de las posiciones que compita, evidentemente Jorge Miranda conferirá al proceso electoral un gran nivel de competitividad y de altura de miras, porque el actual secretario de Finanzas se ha caracterizado por su profesionalismo.

            Especialista en finanzas que es, Miranda Castro conoce a la perfección las claves de la administración pública estatal, las estructuras burocrático/financieras de los ayuntamientos, de los organismos públicos descentralizados, de los entes públicos autónomos y de las propias instituciones de educación superior.

            Su participación como candidato a un puesto en estas elecciones, convertirá a Jorge Miranda Castro en un formidable participante que, por otra parte, podrá sumar simpatías para el proyecto por el que trabaje. Es un hombre que moralmente resiste y apoya, que difícilmente se quiebra frente a los retos.

            Por lo demás, Jorge es político de propuesta de avanzada. Así lo ha demostrado, al plantear en diversos foros de discusión y debate en el país, un nuevo paradigma de federalismo fiscal, a efecto de que se confiera un trato más justo a Estados como Zacatecas. Su visión se ha distinguido por ser de corte progresista.

            EL TRABAJO EN FINANZAS:

           

            En el trabajo de Jorge Miranda, como secretario de Finanzas destacan al menos seis, entre muchas otras tareas, que le han dado a la fecha viabilidad, gobernabilidad y gobernanza a la administración de Alejandro Tello:

            1).-Manejo disciplinado y eficiente de las finanzas públicas; 2).-Procesamiento adecuado de los pasivos del sector educativo; 3).-Apoyo y rescate financiero de un sin número de gobiernos municipales; 4).- Propuesta de implementación de los impuestos medio/ambientalistas que marcaron un referente nacional; 5).-Gestión y rescate económico de la Universidad; y 6).-Renegociación bancaria de los elevados niveles de endeudamiento heredados por la administración estatal anterior.

            Los pasivos educativos trasladados del gobierno anterior al actual, por más de 2 mil millones de pesos al año, gravitaron durante el transcurso de los anteriores cuatro años, como una pesada loza que desequilibraron las finanzas de la administración de Tello. Jorge Miranda tuvo la atingencia de aportar, siempre, soluciones al numeroso y poderoso sector magisterial.

            La herencia de los pasivos económicos en el sector educativo, tuvieron como fuente la omisión de funcionarios del anterior gobierno, al no conciliar, incorporar y negociar oportunamente la integración, en el 2014 y 2015, las plazas laborales de los profesores estatales al naciente Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE).

            ELECCIONES COMPETIDAS:

            La presencia de Jorge Miranda Castro en las boletas electorales aportará, ni duda cabe, un factor relevante, interesante y atractivo a los comicios de este año en Zacatecas. Será un formidable contendiente.

e-max.it: your social media marketing partner
TENENCIA 2021