educ a distancia 1Manuel Ibarra Santos

            Una cantidad nada despreciable superior a los 7 mil 800 millones de pesos se ejercerán este año en el sector educativo zacatecano, con recursos federalizados a través del FONE/2022, de los cuales el 89% de ellos serán para servicios personales.

            Se convierte el FONE en la fuente de recursos federalizados más relevante, sin la cuál la educación colapsaría y la administración pública entraría en shock.

Lo que no se debe olvidar es que, resulta imprescindible destinar, ahora más que nunca, de ese presupuesto autorizado, un apoyo significativo para recuperar los aprendizajes de calidad, luego de las repercusiones negativas del coronavirus, que se han registrado en los procesos de enseñanza-aprendizaje, en una entidad cuya educación padece de profundos rezagos y graves debilidades

Del presupuesto FONE autorizado este año por el congreso de la Unión, es pertinente destacar un hecho incontrovertible: se evitaron los cuantiosos recortes, que se tenían programados en el mes de diciembre pasado y (que se eliminaron) eso gracias, a las gestiones realizadas por el propio gobernador David Monreal.

Está garantizado con el irreductible presupuestal FONE/2022, el pago de la nómina federalizada en Zacatecas, que cubre las percepciones salariales de casi 32 mil trabajadores de la educación. Faltan los estatales.

El total del presupuesto FONE para Zacatecas quedaría distribuido en los siguientes capítulos: seis mil 800 millones, para servicios personales; 595 millones de pesos, para gasto corriente; y 233 millones para gastos de operación (Fuente: SHyCP/2022).

Lo anterior significa que, tan sólo en gasto corriente y gasto operativo, habría la disponibilidad acumulada, este año, de más de 800 millones de pesos, para promover entre otras cosas, procesos pedagógicos de recuperación de los aprendizajes de calidad, sino de lo contrario el sistema educativo seguirá quedando a la zaga del resto de las entidades de la república.

Porcentualmente, el presupuesto FONE para el ejercicio fiscal 2022, quedaría distribuido en los términos siguientes: 89.5% para servicios personales; 7.6% para gasto corriente; y 2.9% para gasto operativo.

Obliga tal circunstancia también a que los recursos procedentes del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo, se ejerzan con calidad, con eficiencia y eficacia, atendiendo las necesidades fundamentales de la enseñanza pública zacatecana.

¿Quién o cómo se ejercerían dichos recursos? Si nos atenemos a la revisión de la estructura burocrático/administrativa de la Secretaría de Educación del Gobierno de Zacatecas, afirmaríamos sin temor a equivocarnos que el fuerte de la responsabilidad en la utilización del presupuesto FONE, está en manos de la Subsecretaría de Educación Básica, que encabeza la maestra Yolanda Páez.

Los recursos FONE debieran estar sujetos a una rigurosa estrategia de evaluación permanente y de fiscalización estricta, para evitar no sólo los irresponsables subejercicios, que ya se han registrado algunos años atrás en Zacatecas, sino también al manejo deshonesto de ellos como está documentado en numerosos Estados de la República.

Pues bien, admitiendo que los recursos del FONE para servicios personales están debidamente etiquetados y resguardados, ahora sería trascendente que se destine presupuesto para apoyar la implementación de programas de recuperación de los aprendizajes de calidad.

Lo anterior, sin descuidar las adquisiciones de materiales e insumos para procurar la sanitización de los planteles escolares y preparar, así, el futuro retorno a clases presenciales, cuando las circunstancias del fenómeno sanitario, lo permitan.

Es deseable que en la Secretaría de Educación de Zacatecas se tenga plenamente racionalizada la trascendencia de operar programas de mejora de la calidad de los aprendizajes en todas las escuelas. Positivo sería que, en la Subsecretaria de Yolanda Páez, hayan pensado ya en eso y no es remoto.

Y me refiero específicamente a la Subsecretaría de Educación Básica, porque es la instancia responsable de mantener trato institucional y de marcar directrices a planteles, docentes, directores, supervisores y jefes de sector de enseñanza preescolar, primaria y secundaria, niveles donde se concentra la mayor cantidad de alumnos, así como de profesores y profesoras.

ZACATECAS EN EL FONE.

En el presente año se ejercerán en el país más de 424 mil millones de pesos a través del FONE. De esos recursos, el 1.8 por ciento se han destinado a Zacatecas.

Sólo seis entidades de la República absorben más del 35 por ciento del presupuesto FONE: Estado de México (10%), Veracruz (7.2%), Michoacán (5%), Chiapas (5%), Jalisco (5%) y Nuevo León (3.7%).

Una gran cantidad de entidades del país canalizan recursos FONE para implementar programas de recuperación de aprendizajes de calidad. Es evidente que Zacatecas debiera recuperar esa estrategia y ejemplo.

Se tendrá que invertir en programas de formación de docentes, en digitalización de procesos y en implementación de planes curriculares de avanzada.

¿RETORNO A CLASES?

El retorno a clases tiene que estar sujeto (si y sólo sí) a la reducción de los niveles de contagio de convid/19. Lo contrario, resultará irresponsable.

e-max.it: your social media marketing partner