powered by social2s

aaccidSon ya problema de salud pública, reconocen, y se requieren precaución e identificación de preligros

Efectos devastadores en vidas y familias, además de costos sociales y económicos: Alfredo Méndez

 

Alfredo Méndez Guerrero, responsable del programa de prevención de accidentes de la Secretaría de Salud (SSZ), afirmó que los percances viales se han convertido en un problema de salud pública a escala mundial.

Lo anterior -explicó el funcionario- debido a los efectos devastadores que tienen los accidentes viales en los individuos y sus familias, sin contar los costos sanitarios, sociales y económicos que implican.

Agregó que prevenir accidentes no sólo significa identificar los peligros, sino tratar de evitarlos, corregirlos y actuar con precaución. De ahí la necesidad de generar mayor conciencia entre la población acerca de la gravedad del problema.

Ante esto, la SSZ a través del Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (Coepra), promueve la prevención de accidentes de manera permanente y durante las tres temporadas vacacionales del año.

El llamado a la ciudadanía es a generar conciencia, ya que el riesgo de sufrir un accidente vial incrementa durante los periodos vacacionales, pues también aumenta el número de personas que conducen bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Los percances viales se pueden evitar con medidas como usar cinturón de seguridad, no utilizar teléfonos celulares al conducir, evitar ingerir bebidas embriagantes, así como respetar los límites de velocidad y señalamientos de tránsito.

Méndez Guerrero puntualizó que los accidentes no sólo son viales, sino también hay en el hogar, el trabajo, la escuela, la recreación y el deporte: son hechos súbitos e inesperados que comprometen la vida, la integridad, la salud y el patrimonio de las personas.

En tanto, autoridades de la Dirección  de Transporte, Tránsito y Vialidad (DTTV) recomendaron a los automovilistas respetar los límites de velocidad establecidos, utilizar el cinturón de seguridad y evitar el uso de aparatos distractores al manejar.

Para prevenir accidentes, al salir a carretera, recomendaron realizar una revisión de las condiciones mecánicas de las unidades, verificar las llantas, botiquín de primeros auxilios, herramientas, neumático de refacción y buen estado de los limpiaparabrisas.

En caso de lluvia, aplicar una distancia mínima de cinco metros, encender las luces preventivas en caso de precipitación pluvial extrema, desacelerar suave y progresivamente si hay encharcamientos y no conducir cansados ni alcoholizados.

 

 

e-max.it: your social media marketing partner