Sociedad

imagen mujerZacatecas. El Hospital General del ISSSTE registra 30% de incremento en los pacientes con este padecimiento

 

El estrés es un padecimiento que se ha incrementado hasta 30 por ciento en los pacientes que acuden al Hospital General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Zacatecas, sobre todo en las mujeres, aseguró el sicólogo, Juan Valdivia Mata.

Explicó que es más evidente en la mujer, ya que son las que acuden a consulta familiar y posteriormente son referidas a médicos especialistas para consulta de siquiatría y psicología; en el hombre existe la resistencia a acudir a tratamiento.

“La mujer lo manifiesta somatizando  (ansiedad, depresión, colitis, gastritis, alergias, entre otros), el hombre busca curar su malestar mediante el uso y abuso de sustancias psicoactivas como alcohol, tabaco y drogas, es bueno el pronóstico en quien se permite asistir a tratamiento, recordemos pues la gran cantidad de detonantes de la aparición del estrés son: violencia, enfermedades crónicas degenerativas, uso de drogas, divorcios, separaciones, perdidas, problemas económicos”.

El especialista puntualizó que se tienen varios tratamientos, uno es la psicoterapia con apoyo farmacológico cuando es necesario; otro es el de mantener activo a la persona por medio del deporte, la alimentación, terapias de relajación, manejo de la respiración, actividades recreativas, dedicarle más tiempo al cuidado de su cuerpo; buscando en el paciente lograr estabilidad emocional para la toma de decisiones, organizar, decidir, ser más asertivas y lograr un equilibrio. 

El es un padecimiento en donde el sistema de fuerzas internas, orgánicas o sicológicas tiende a producir tensión y desgaste en el cuerpo. El estrés excesivo es perjudicial y destructor, en tanto que el moderado es positivo y aun vivificante. “Un desafío que nos interese, una oportunidad excitante que se nos presente o una tarea que nos resulte retributiva, puede producirnos un estrés favorable, o sea un estrés bueno”.

Lamentó que en México el estrés exagerado se presente ya a muy temprana edad, pues los jóvenes de hoy ya están estresados aun antes de poder iniciar sus vidas.

“Podemos llegar al trabajo con aspecto cansado, tosiendo, estornudando y con todo tipo de infecciones, hasta resfriados crónicos. lo anterior tiene como detonante la violencia intrafamiliar, el abandono de la pareja, el divorcio, problemas económicos, pérdidas o duelos no resueltos, uso y abuso de sustancias psicoactivas alcohol, tabaco y otras drogas(cocaína, mariguana, anfetaminas, entre otras)”, lo anterior determina la  aparición de  la enfermedad de tipo psicosomático, generando ausentismo laboral, incapacidades frecuentes, estados depresivos y de ansiedad.

El sicólogo del ISSSTE refierió dos principios básicos en relación al estrés: no todo es igual, hay estados emocionales mucho más dañinos que otros. El gozo extremo y la pena extrema ejercen estrés físico pero la pena intensa daña más que el gozo intenso. "Tenemos algo que es como una válvula medidora de estrés en nuestro cuerpo, las emociones que más nos dañan son la ira, la falta de perdón, la depresión, el enojo, la preocupación, la frustración, el miedo, la culpa y la pena".

El estrés crónico no atendido se vincula a una larga lista de problemas físicos:

1)    Problemas cardiovasculares : hipertensión, palpitaciones, arritmias, mareos

2)Problemas gastrointestinales: reflujo gastroesofágico, ulceras, acidez estomacal, indigestión, diarrea, sx. de colon irritable, enfermedad inflamatoria de los intestinos, colitis ulcerosa.

3)    Dolores de cabeza: dolores de cabeza por tensión

4)    Enfermedades de la piel: Psoriasis, eczema, urticarias, acné

5)    Tracto genitor-urinario: prostatitis crónica (infección de la próstata), infecciones vaginales  crónicas y recurrentes, micción frecuente, perdida del impulso sexual e impotencia, infecciones urinarias frecuentes

6)    Dolor e inflamación: dolor de espalda crónico, fibromialgia, sx. De dolor crónico, problemas de articulación temporo-maxilar

7)    Problemas pulmonares y respiratorios: resfríos, infecciones en senos  paranasales, dolores de garganta e infecciones de oído crónica o recurrentes, bronquitis o neumonía crónica recurrentes, asma, dificultad para respirar, hiperventilación.

8)    Disminución inmunológica: fatiga crónica, infecciones crónicas y recurrentes de todo tipo.

Juan Valdivia reiteró que necesitamos aprender como apagar el estrés, entender que las hormonas del estrés (cortisol, adrenalina) se elevan cuando la persona es incapaz de apagar su respuesta ante el mismo. La respuesta ante el estrés será buena solamente si se la experimenta durante poco tiempo. La respuesta crónica siempre será negativa a largo plazo.

                                            

 

e-max.it: your social media marketing partner
Capital de la transformación