Sociedad
powered by social2s

tumor en el cuello uterinoLa detección oportuna mediante el estudio de papanicolau, uno de los factores

Ciudad de México.- En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha disminuido en 75 por ciento la mortalidad por cáncer cervicouterino en su población derechohabiente, entre 1998 y 2017, lo cual se ha logrado, principalmente, con la detección oportuna mediante el estudio de papanicolau y acciones de promoción de la salud.

Así lo dijo el director de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Víctor Hugo Borja Aburto, al participar en el foro “Un nuevo paradigma para la atención del cáncer en México”, organizado por la agencia EFE.

La mortalidad general en México, señaló, se ha mantenido estable, pero para derechohabientes del Seguro Social va a la baja; “en los tumores, en general, en el Instituto hemos disminuido entre 30 a 40 por ciento la mortalidad en menores de 20 años, y lo mismo en tumores de pacientes con 20 años y más”.

Si bien reconoció que en el cáncer de colon y recto no ha tenido disminución en el IMSS, en el resto de los cánceres, en términos de riesgo de morir, se ha logrado en los últimos 30 años la reducción de la mortalidad por este mal crónico.

El funcionario del IMSS habló de los principales desafíos y retos que enfrenta el Seguro Social para la atención de los derechohabientes, en particular los que padecen cáncer; indicó que la atención de estos pacientes debe ser integral, desde promoción de la salud, la prevención, la detección temprana del padecimiento, hasta llegar al tratamiento adecuado.

“Podemos tener servicios de tercer nivel con un gran equipamiento, pero los pacientes llegan tarde y eso no hace un impacto en la población; debemos tener una coordinación entre el equipo de salud y centrarlo en las necesidades del paciente”, enfatizó.

Destacó la conveniencia en que las instituciones médicas realicen la búsqueda proactiva de la población con mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como cáncer, al conocer los antecedentes familiares, para hacer la detección más temprana y los tratamientos más oportunos, “de tal manera que esto se vuelva una responsabilidad también del sistema de salud”.

En materia de gestión de la salud, dijo, en el México del futuro cada persona debe tener un médico asignado para su cuidado personalizado, que conozcan los servicios médicos a los que tienen derecho y en qué institución médica serán atendidos, lo cual será posible al lograr un sistema único en salud.

“Tenemos una organización del sistema de salud muy medicalizado, es decir, el médico toma la mayor parte de las decisiones, y lo que se ha visto es que deben ser equipos multidisciplinarios de atención, donde participen enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales, nutriólogos, promotores de la salud que permiten, además, bajar la carga del médico en términos de consultas”, agregó.

En esta mesa "La Salud como prioridad/Sistemas de salud centrados en el paciente", también participaron Héctor Valle Mesto, presidente de Funsalud; Francisco Javier Ochoa Carillo, presidente de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer y Miryana Pérez Vela Nieto, Directora de Programas en Fundación Rebecca de Alba.

e-max.it: your social media marketing partner
FESTIVAL DE TEATRO DE CALLE