Sociedad

tarabsoZacatecas. Reconocen el desempeño que realizan en sus unidades médicas y hospitalarias

El personal de Trabajo Social juega un papel fundamental dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), porque se encarga de otorgar una atención integral a los derechohabientes que lo requieran, a través de diferentes procesos.

El Instituto reconoce la labor y desempeño que realizan 58 trabajadoras y trabajadores sociales en sus unidades médicas y hospitalarias en Zacatecas, encaminadas a coadyuvar en la prevención y atención a la salud de los derechohabientes.

La coordinadora de Trabajo Social en la Oficina de Representación en la entidad, Rosa Guadalupe Bustos Villazana, subrayó que la labor de dicha área es indispensable en la intervención y solución de problemas sociales.

Cada trabajador y trabajadora social, mensualmente, realizan un promedio de 120 entrevistas a los derechohabientes en los hospitales y Unidades de Medicina Familiar (UMF) en el estado de Zacatecas.

Su labor se centra en cuatro procesos sustantivos: investigación social, enfocada a conocer el entorno, la familia y el trabajo del paciente, para identificar posibles situaciones de tipo social o epidemiológico que influyan en la condición de salud de la persona, con lo que se elabora un estudio médico-social.

Otro proceso es el educativo, en el que los trabajadores sociales acuden a las empresas, universidades, secundarias, primarias y guarderías para promover la prevención en salud, a través de  los programas PrevenIMSS, JuvenIMSS, ChiquitIMSS y GeriatrIMSS; y complementan el equipo multidisciplinario con las áreas de Salud en el Trabajo y Promoción de la Salud, entre otras.

La reintegración a control y tratamiento médico es el siguiente proceso, cuyo objetivo es identificar aquellos pacientes que por diversas razones han abandonado su tratamiento, en cuyo caso, el área de Trabajo Social lo busca e identifica las causas por las que la persona abandonó el tratamiento y citas médicas, y se otorga el apoyo para resolver la situación.

El último proceso, es quizá el más importante ante la actual emergencia sanitaria, porque es la orientación en cuanto a algunos procesos legales a los que se enfrentan los derechohabientes; en el caso de defunciones de pacientes hospitalizados, o cuando éstos ingresan por lesiones en riñas, por violencia intrafamiliar, entre otros.

Bustos Villazana enfatizó que ante la pandemia por COVID-19, la función de trabajo social es muy importante en la relación con los familiares responsables de los pacientes.

Explicó: “las características del internamiento de pacientes afectados por COVID-19 implica el aislamiento, por lo que trabajo social funge como apoyo y enlace entre los familiares, el médico y los pacientes”.

Detalló que desde la entrevista inicial se informa a los familiares que, dadas las circunstancias, no deben permanecer en el hospital o en las afueras de las instalaciones, sino en su domicilio; además se les da orientación sobre cuidados en casa, sana distancia, lavado de manos y medidas básicas de higiene.

En las unidades médicas y hospitalarias del IMSS que cuentan con personal de trabajo social, se distinguen por su vestimenta: saco o chaleco azul y pantalón blanco; es importante que los derechohabientes los ubiquen como apoyo en el proceso de atención a la salud.

e-max.it: your social media marketing partner
LÍNEA SECRETARIO