UAZ

Chrla las vcunasZacatecas, Zac. Impartió José Eduardo González charla sobre el invento que anualmente salva la vida de alrededor de tres millones de personas

En la tercera conferencia virtual del Museo de Ciencias, el vicepresidente en Cadena de la Red Mexicana de Talleristas de Ciencias que coordina el grupo “Aprende y Descubre la Naturaleza”, José Eduardo González Reyes, dictó la charla: El invento que ha salvado más vidas en la historia de la humanidad.

   El conferencista habló de la importancia de las vacunas en la vida de las personas, de cómo ha influido de manera importante en temas económicos, sociales y culturales; afirmando que, si las vacunas no se hubieran inventado, probablemente muchos personajes reconocidos no habrían figurado en el mundo de la ciencia y, por ende, sus hallazgos no existirían.

  Referente a la viruela en los primeros pobladores africanos, de la cual se tienen antecedentes de su aparición desde el año 10 mil a. C., comentó que en ese tiempo solo había brotes y otras infecciones que no se propagaron por el mundo, “porque en ese momento no existía una movilidad de la que hoy gozamos, lo que impidió que la enfermedad se propagara, eran brotes epidémicos limitados a ciertas poblaciones”.

   Afirmó que hubo varios intentos por explicar este mal, como el libro “El tratamiento correcto de la viruela”, escrito en los años 1022 y 1063 en la India durante el reinado de Jen Tsung, donde se encuentran los primeros registros por tratar la inmunización de las personas, “en ese tratado se halló que obligaban a los niños a vestir con ropas de los enfermos de viruela, con el fin de provocar la inmunización mediante el contacto con las prendas”.

   En China, en tanto, explicó que se utilizaba “soplar pústulas secas de la viruela en la nariz de las personas”, lo que provocaba que estas se enfermaran, consiguiendo la inmunización y que los síntomas del padecimiento no fueran tan fuertes, además de que se escribió el tratado “El espejo dorado de la Medicina”.

   El biólogo comentó que, en Europa, la escritora y activista por los derechos de la mujer, Lady Mary Wortley Montague, impulsó el mecanismo de variolización, que consiste en inflar las pústulas de las personas que habían tenido la enfermedad, poniéndolo en práctica en sus hijos cuando ellos estuvieron en Constantinopla. “Este método salvó vidas, pero fue considerado como un método poco ortodoxo, ya que había que dejar secar bien las pústulas para que se redujera el efecto de la enfermedad”.

     Por su parte, el ornitólogo Edward Jenner, en el año de 1796, se percató que las personas que ordeñaban a las vacas desarrollaban una especie de viruela, afectándolas de una manera más leve, por lo que decidió contagiar al niño James Phipps con viruelas bovinas, el cual no desarrolló la enfermedad con la misma intensidad. Posteriormente, el investigador infectó al niño con viruela humana, situación que no afecto al sujeto de estudio, detalló.

   En la Nueva España, en el año de 1520 con la llegada de los españoles murieron 8 millones de personas debido a la viruela, esto porque los cuerpos de los habitantes no estaban preparados para la infección; sin embargo, indicó que la viruela no fue la única enfermedad que causo estragos entre los habitantes del Nuevo Mundo, “para el año de 1526 hubo 60 millones de muertos atribuyéndoselos a la salmonella”.

  González Reyes expuso que el médico de origen francés, Francisco Javier Balmis, realizó entre los años de 1803 a 1810 la expedición denominada “Filantrópica de la Vacuna”, en donde el galeno de la Corona Española llevó gente infectada con la viruela, inoculando con sus pústulas a 22 niños, “con lo que fue considerada la primera vacunación sistemática de la historia”.

   Además, el investigador y difusor de la ciencia, abordó a los científicos Luis Pasteur y Robert Kotch, quiénes refutarían la teoría de la generación espontánea, sentando las bases de la microbiología moderna, lo que permitió desarrollar otro tipo de vacunas, como la rabia, en donde el niño Joseph Mesiter fue mordido por un can, inoculándole la vacuna contra la rabia a la que sobrevivió.

    En cuanto al sarampión, puntualizó que su principal protagonista fue el investigador Maurice R. Hilleman, el cual ideó, creó y controló todas las fases de desarrollo y producción de las vacunas del sarampión, rubeola, parotiditis, hepatitis A y B, Haemophilus influenzae tipo b y varicela. También participó de forma relevante en otras vacunas (meningococos, neumococo, etc).

    González Reyes concluyó su charla aludiendo que las vacunas salvan anualmente de dos a tres millones de personas, provocando un aumento en la perspectiva de vida, no obstante, dijo, “en la actualidad en nuestro país hay una falta de vacunas que podría provocar un problema epidémico como el SARS- CoV-2; hay muchos mitos alrededor de las vacunas, como el que dentro de una vacuna hay un embrión humano, entre otras creencias carentes de sustento”.

e-max.it: your social media marketing partner
LÍNEA SECRETARIO