UAZ

IMG 20221111 WA0074Congreso de la Maestría en Investigaciones Humanísticas y Educativas de la UAZ

Zacatecas, Zac.- Se presentó anoche el libro “Ética y Responsabilidad Social”, un libro coordinado por los investigadores Imelda Ortiz Medina y Sigifredo Esquivel Marín, comentado Caleb Olvera Romero, moderado de forma oportuna y coloquial, por Carlos Flores Cortés, dentro del congreso internacional organizado por la Maestría en Investigaciones Humanísticas y Educativas, de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

En el auditorio del Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología -donde durante tres días consecutivos se realizaron talleres, presentaciones de libros, conferencias magistrales y charlas con especialistas-, los panelistas hicieron una exposición clara y concisa, sobre el texto “La Ética y la Responsabilidad Social”, cada uno con su enfoque de especialización académica.

Primero Caleb Olvera Romero, destacó, entre otros, el capítulo escrito por el universitario Ernesto Menchaca, sobre “Multiplicidad Estética, Orden Social, Responsabilidad, Reflexiones sobre la Sociedad Contemporánea”, donde el autor analiza la moda, y la individualidad que esto genera.

“Se centra en el análisis de los tatuajes y de las cirugías plásticas, y nos arroja datos muy reveladores. Dice que las personas nacidas en Estados Unidos de Norteamérica, entre 1980 y el 2000, alcanzan un porcentaje del 47 por ciento de personas tatuadas. Y de los tatuados, la gran mayoría, no tiene un tatuaje, sino muchos tatuajes”. En el caso de México, continuó reseñando Caleb Olvera Romero sobre el texto de Ernesto Menchaca, que “se calcula que hay 12 millones de personas tatuadas”.

LA MODA DE TATUARSE

“Y no es por escandalizar, pero aquí lo divertido es cuestionarnos, sí la moda de tatuarse es una forma de autoafirmación, un ejercicio de individuación, o muy por el contrario, una manera más de dominación, de diseño de la subjetividad. La gente se tatúa porque cree que de alguna manera ejerce su libertad y se convierte en algo diferente, pero si vez la cifra, la mitad están tatuados, lo que pasa es que se convierten en una borregada”.

Por su parte Imelda Ortiz Medina, recordó cómo surgió la concepción de este libro, en el año 2019, durante un congreso internacional sobre Ética y Responsabilidad Social, organizado en la unidad académica de Economía de la UAZ –siendo ella directora de esa escuela-, en el que participaron investigadores de España, Francia, Estados Unidos, Colombia y Chile, al final del cual, se hizo una relatoría de las actividades, “y comentamos la importancia de compartir nuestras investigaciones, para ver desde nuestras diferentes perspectivas, en nuestra disciplinas, la relevancia de la ética”.

“Tratar de ver, lo importante que es la ética para la regulación económica y la responsabilidad social. Porque sabemos que tenemos un modelo económico que se ha olvidado de la parte humana, que tiene como principio la marginación de los beneficios y la administración de los costos, pero en las decisiones económicas, se olvida de analizar, qué tanto esas decisiones económicas van a beneficiar al ser humano, o lo están dejando de lado”.

IMG 20221111 WA0075ECONOMÍA PREDOMINANTE

A final de cuentas recordó Imelda Ortiz Medina, en la actual economía predominante a nivel global, “nos olvidamos de nuestra responsabilidad social, y no solo hacia los humanos, sino con el medio ambiente y los ecosistemas”.

Por su parte Sigifredo Esquivel Marín, comentó en su intervención que el libro “Ética y Responsabilidad Social”, surgió a partir de una conversación informal, de amigos, en un restaurante, con colegas de otras partes del mundo, “y fue muy interesante, el coloquio, el diálogo que hubo, en las distintas reuniones, porque finalmente, los temas que tata este libro, no son sino acercamientos caleidoscópicos, miradas, instantáneas de un mundo contemporáneo que se nos deshace, literalmente en nuestras manos”

“Fue un trabajo muy interesante, porque finalmente quienes estamos en el campo de la teoría, la teoría no tiene ningún sentido si no responde al mundo en que estamos inmersos”.

Por ello, reiteró Esquivel Marín, fue muy interesante dialogar con colegas de distintos campos, porque finalmente la problemática que interesa en las humanidades y las ciencias sociales, la economía, el arte y la literatura, es muy similar, es buscar horizontes de comprensibilidad, de entendimiento, y también, sino de transformación de un mundo, por lo menos de no cruzarse de brazos, frente a este ‘orden’, que aparece cada vez más caótico”.

e-max.it: your social media marketing partner
Cartel